miércoles, 26 de junio de 2013

Liberación de Bloqueos Emocionales



Los bloqueos emocionales son difíciles de evitar puesto que surgen de la esencia misma de cada persona.
Tiene que ser el propio individuo quien los perciba y se convenza de que sus propias fobias o sus inseguridades lo están limitando y maniatando, sin permitirle abrirse a situaciones y estímulos que, le resultarían gratificantes y le ayudarían a progresar en el camino de la vida, de no ser por sus propias restricciones.

Cuando las personas pueden centrarse en el aquí y ahora, se abre allí el corazón, surge la emoción de estar vivos y sucede el “milagro”.
Darse cuenta de la importancia del vivir aquí y ahora, de la propia existencia, hace que “mágicamente” los bloqueos emocionales desaparezcan.

Pueden trabajarse bloqueos producidos por situaciones emocionales que llevan a un trauma, fijaciones de conducta o repliegues psicológicos. Pueden aplicarse hacia el pasado en experiencias traumáticas, en el presente cuando hay obstáculos para desenvolverse con naturalidad o hacia el futuro por el temor en una determinada situación. Lo primero que se hace es concientizar el bloqueo y luego descubrir las emociones relacionadas con esa situación.

Este bloqueo es un punto preciso, y debe ser bien definido a fin de trabajarlo. Es conveniente tener un tiempo de reposo lo cual ayudará a que el organismo encuentre su propio equilibrio.

martes, 25 de junio de 2013

Esclerosis Múltiples: Bloqueos Emocionales

El paradigma médico convencional no es la única forma correcta de enfocar el cuidado de la salud y el tratamiento de la enfermedad. No existe algo que sea "enfermedad incurable" todas las personas son sanas por naturaleza.

Tus sistemas corporales han fracasado en su ajuste a las circunstancias causantes de la enfermedad. Falta armonía entre tus sistemas corporales y los agentes causantes de la enfermedad.

La enfermedad, sea cual sea el nombre con el que etiquetemos sus síntomas es antinatural y puede remediarse.
Como la medicina no entiende la causa de los síntomas que colectivamente se clasifican como esclerosis múltiple, no puede ofrecer una solución efectiva.


Tus sistemas corporales han fallado en su función natural. Crea la energía suficiente para desbloquear tus bloqueos emocionales.

viernes, 21 de junio de 2013

Las células madre del SNC son capaces de regenerarse y autorrepoblarse.

Células madre neuronales y neuroesferas

Cuando se produce una herida cerebral, las células madre neuronales proliferan y migran hacia la zona dañada para llevar a cabo un proceso de reemplazamiento celular, ya que las células madre del SNC son capaces de regenerarse y autorrepoblarse.

In vitro, se ha observado que las células madre neurales forman neuroesferas, estructuras de origen clonal. Cada neuroesfera representa la progenie de una única célula madre que ha proliferado. De esta forma, la población de células que forman una neuroesfera es capaz de generar las tres líneas celulares principales presentes en el cerebro: neuronas, astrocitos y oligodendrocitos. 

Las neuroesferas suelen estar compuestas de cientos a miles de células y, cuando se disocia una neuroesfera, sólo se encuentra que una pequeña fracción de células mantiene las características de una célula madre. Esta pequeña fracción de células será la que tenga la habilidad de dar lugar luego a neuroesferas secundarias. Así, en cada neuroesfera se encuentra una mezcla de células en diferentes estadios de diferenciación y no se reconoce cuál de ellas la originó.

Regeneración neuronal
La regeneración neuronal es un nuevo crecimiento de las neuronas dañadas. Algunos de los intereses del estudio de la neurogénesis se centran en conseguir la capacidad de regeneración neuronal para combatir enfermedades como el alzheimer, la demencia senil, el parkinson o lesiones medulares graves, no obstante estos experimentos aún están en desarrollo.

Recuperación tras daño cerebral
Hace poco se ha demostrado que la isquemia cerebral que daña al hipocampo aumenta la neurogénesis en adultos. Muchas de estas células nuevas forman parte del hipocampo, además estas establecen sinapsis y se convierten en neuronas maduras. Por lo tanto es posible que un aumento de la neurogénesis en adultos contribuya a que el paciente se recupere del accidente cerebrovascular, pero actualmente no hay pruebas de esto. Se ha probado que el ejercicio incrementa la neurogénesis en adultos y podría resultar terapéutico a los pacientes con daño cerebral.


domingo, 2 de junio de 2013

El interferón beta no retarsa la progresión de la EM

El interferón beta no puede retardar la progresión de la EM según nuevo estudio

7/18/2012


Un nuevo estudio realizado recientemente en el Journal of the American Medical Association sugiere que los fármacos interferón beta, ampliamente utilizados en el tratamiento de la EM remitente recidivante pueden tener poco o ningún efecto sobre la progresión de una persona con discapacidad. El autor principal del estudio, Helen Tremlett, profesor asociado de neurología en la Universidad de British Columbia, advirtió que el estudio muestra que el interferón beta es inútil.

En la actualidad el mercado incluye Betaseron ®, Avonex, Rebif ®, y Extavia ®. Los investigadores de la Universidad de Columbia Británica han recogido de forma prospectiva los datos de 868 personas con EM tratados con interferón beta, comparándolas con 1.788 personas que nunca tomaron el medicamento. Utilizando una escala bien validada, encontraron que aquellos que tomaron interferón beta no eran menos propensos a sufrir discapacidad a largo plazo que los que no tomaron nada.

Después de controlar por sexo, edad de inicio, duración de la enfermedad, la tasa de recaída y otros factores, no pudieron encontrar ninguna asociación entre la toma de interferón beta y cualquier reducción en la progresión de la discapacidad.


El estudio fue apoyado por becas de los Institutos Canadienses de Investigación en Salud y la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. La base de datos de la Columbia Británica de Esclerosis Múltiple ha sido financiada por estas fuentes y también por una subvención sin restricciones de Donald Paty, MD, de theUniversityofBritish Columbia, y el Grupo de Investigación MS / MRI.